Zapatillas de ir por clase

Las vacaciones en España son sin duda, inspiradoras. Me inspiran con el blog al encontrarme de nuevo y de frente con la realidad a la que estaba acostumbrada antes de irme. Al encontrarme de nuevo con que esto que hoy es para mi normal, sigue siendo tan raro como a mí me pareció al llegar a Noruega y con las ganas de seguir contando aquello que veo a diario.

Hoy vengo a hablar de las zapatillas de estar por clase. O lo que es lo mismo, los calcetines, sandalias, crocs, zapatillas de estar por casa o lo que cada uno quiera utilizar. En Noruega, los niños entran sin zapatillas a clase. Todos los niños, en infantil y primaria, van descalzos o en zapatillas de estar por casa.

Parece un dato sin importancia. Una curiosidad más. Al llegar pensaba que esto era únicamente por la nieve, la lluvia y, en general por no entrar y mojarlo todo. Sin embargo, y aunque esta sea probablemente la razón principal, creo que es algo sin duda beneficioso para niños y mayores, y que, por suerte, no requiere de inversión en nuestras escuelas. 

tofler barn

Nos ponemos cómodos para entrar. Imagen de aquí 

Entrar sin zapatos de calle a las casas es un hecho habitual en Noruega y muchos otros países. Esto se debe principalmente a la higiene. Es fácil comprender que con la nieve es muy complicado entrar en casa sin cambiarse, pues acabaría todo empapado. Sin embargo esto lo hacen durante todo el año. ¿Por costumbre? Tal vez. No obstante, pensemos en todo lo que pisamos en la calle. En zonas rurales: tierra, charcos, barro… ¿Pero en la ciudad? Sólo hace falta pasear por cualquier ciudad para encontrar abundantes meadas de perro por las calles, cacas, colillas y cualquier basura que la gente ha decidido tirar porque no podía esperar a llegar a la papelera. Parece bastante lógico dejar todo esto fuera para entrar a tu casa, un lugar limpio donde probablemente los niños puedan jugar sentados en el suelo, gatear y desarrollarse.

Pues esto mismo, en Noruega, se traslada a las escuelas. Los niños, a parte de (a veces) sentarse en sillas, suelen sentarse en el suelo, tumbarse, jugar, gatear, reptar. El suelo de las escuelas en Noruega tiene que estar siempre limpio, y para ello, niños y mayores (e incluso padres o personas que vienen para una visita esporádica) han de entrar sin zapatos de calle.

Pero no es sólo por eso.

¿A quien no le gusta llegar a casa, quitarse los zapatos y estar cómodo? Los niños en la escuela tienen que estar cómodos, a gusto, la escuela es un lugar de desarrollo y aprendizaje, pero este va acompañado del disfrute, de sentirse feliz, o, porqué no: de sentirse como en casa. Al fin y al cabo, la escuela es el lugar donde más horas al día pasan los niños (a parte de sus casa) y por tanto, ¿qué mejor que sentirse en ella como en su segunda casa?

Por supuesto, entrar en calcetines aunque sea muy cómodo no es lo más recomendable. Siempre puede caer algo de agua al suelo, estar frío o incluso ser resbaladizo. Por eso se les recomienda siempre llevar unas zapatillas cómodas, de estar por casa, para ir a la escuela.

¿Qué os parece esta idea? ¿Creéis que tendría beneficios en las escuelas españolas?

 

 

Anuncios

Un comentario en “Zapatillas de ir por clase

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s